La cristalización hidrofílica catalítica revoluciona la impermeabilización

Publicado por nanoim | impermeabilizacion

La cristalización hidrofílica catalítica o tecnología Therglass® Concrete es un efectivo y revolucionario sistema de impermeabilización del hormigón al hacerlo resistente al agua a lo largo de toda su vida útil.

Con la cristalización hidrofílica catalítica o tecnología Therglass® Concrete se provoca una reacción entre el agua y las partículas de cemento no hidratadas del hormigón. Estas partículas actúan formando millones de cristales que impermeabilizan la estructura del hormigón en todo su espesor y volumen. De este modo, se impide que el agua penetre por la parte negativa y que salga por la positiva.

Concretamente, en la cristalización hidrofílica catalítica se forman millones de cristales insolubles en el interior de los poros y capilares de hormigones y morteros formados por cemento. Estas partículas cristalinas son capaces de soportar a la hora del sellado presiones extremas, tanto positivas como negativas. De esta manera, la tecnología Therglass® Concrete interrumpe el paso del agua o de cualquier otro fluido. Pero no sólo proporciona impermeabilidad al hormigón, sino que también le confiere propiedades de auto-sellado de fisuras, minimizando el agrietamiento y aumentando considerablemente la resistencia a la compresión.

Previo a la aplicación de la tecnología Therglass Concrete® y sobre un bloque de hormigón, hemos representado las capas en las que actuará La cristalización hidrofílica catalítica.
Previo a la aplicación de la tecnología Therglass® Concrete y sobre un bloque de hormigón, hemos representado las capas en las que actuará la cristalización hidrofílica catalítica.
Con la entrada de agua en el bloque de hormigón, se puede ver en detalle y por capas la formación de cristales por efecto de cristalización hidrofílica catalítica.
Con la entrada de agua en el bloque de hormigón, se puede ver en detalle y por capas la formación de cristales por efecto de la cristalización hidrofílica catalítica en todo su volumen y no sólo a nivel superficial.

Este proceso de cristalización hidrofílica catalítica, además, es irreversible y pasa a formar parte activa del hormigón. Es decir, actúa continuamente y de por vida en presencia de agua o humedad. Se podría decir que el proceso comienza con el desarrollo de los materiales cristalinos y mejora constantemente hasta que no quedan partículas de cemento o agua. Pero como el hormigón contiene cantidades inmensas e ilimitadas de partículas de cemento no hidratadas, el proceso seguirá hasta que no haya agua presente. Y así cada ves que el agua o humedad aparece.

Hidrofílica vs. hidrofóbica

Por diferenciar cristalización hidrofóbica e hidrofílica catalítica, en la hidrofóbica o de silicatos, se reduce la absorción de agua mediante el sellado de los poros y capilares superficiales del hormigón utilizando las capacidades de reacción de los silicatos en contacto con la cal libre del cemento. De esta forma el hormigón repele superficialmente el agua aumentando su hidrofobicidad o densidad. Pero no lo suficiente como para resistir medias y altas presiones hidrostáticas tanto positivas como negativas. ¿Por qué? Porque los poros internos del hormigón permanecen abiertos y el agua todavía podría pasar si se vieran sometidos a presiones hidrostática significativas.

Esta reacción hidrofóbica es, además, reversible en un breve espacio de tiempo. Es decir, tiene una buena respuesta a corto plazo, pero una vez han actuado los silicatos no vuelven a reaccionar y el hormigón se deteriora.

La cristalización hidrofílica catalítica, por contra, no es reversible en el tiempo y actúa siempre en presencia de agua o humedad. Durante la vida útil del hormigón, la tecnología Therglass® Concrete bloquea el paso del agua impermeabilizando integralmente poros y capilares, y de forma resistente a la penetración del agua bajo presión hidrostática positiva o negativa. Para ello, requiere de las partículas de cemento no hidratadas del hormigón, más agua y tiempo para desarrollarse. Funcionará, con o sin la presencia de cal libre.

Cristalización hidrofílica catalítica, ventajas

Los silicatos reductores de la absorción de agua, disminuyen la porosidad del hormigón. Sin embargo, la cristalización hidrofílica catalítica hace que los materiales que rellenan los poros y conductos capilares del hormigón se conviertan en parte integrante y permanente de la propia estructura.

Las formaciones cristalinas quedan en el interior de la matriz del hormigón y no están expuestas a la superficie. El hormigón tratado con Therglass® Concrete no sólo se impermeabiliza y se vuelve estanco, sino que se endurece y no puede ser perforadas ni sufrir ningún tipo de daño. También favorece la autocorrección y sellado de grietas y fisura de hasta 0,7 mm. Reduce el agrietamiento por contracción y aumente la resistencia a la comprensión del hormigón.

La impermeabilización cristalino hidrofílica catalítica también ofrece protección contra los efectos del CO, CO2, SO2 y NO2, es decir los gases responsables del fenómeno corrosivo denominado carbonatación. Además, de aportar a los hormigones y morteros una resistencia química excelente contra la lixiviación. De esta forma, contribuye a proteger la ferralla contra la corrosión por ataque químico.

Therglass® Concrete es totalmente inocuo a la hora de proteger estructuras que contengan agua potable. Y durante su aplicación no genera vapores o residuos dañinos para el medio ambiente o la salud de las personas.

En detalle y ampliados, los cristales que se han formado en el interior del mortero sellando poros y capilares, y bloqueando toda posible entrada de agua o humedad, dotando al hormigón de total hermetismo y estanqueidad.
En detalle y ampliados, los cristales que se han formado en el interior del mortero sellando poros y capilares, y bloqueando toda posible entrada de agua o humedad, dotando al hormigón de total hermetismo y estanqueidad.

Aplicado sobre estructuras existentes

La aplicación de cristalización hidrofílica catalítica o tecnología Therglass® Concrete sobre superficies de hormigón existentes, provoca un proceso denominado difusión molecular. Basado en el desplazamiento molecular en función del gradiente de concentración, las moléculas se desplazan desde el medio donde se encuentran en mayor concentración hacia el medio donde existen en menor concentración.

Cuando se satura el hormigón con agua, se está aplicando también una solución de baja densidad química. Por ello, al aplicar la tecnología impermeabilizante cristalina Therglass® Concrete sobre el hormigón húmedo se crea en la superficie una solución de alta densidad química que desencadenará el proceso de difusión molecular. Es decir, los agentes químicos de la cristalización hidrofílica catalítica (la solución de mayor concentración) migran a través del agua (la solución de menor concentración) hasta que ambas soluciones se equilibren.

Hasta aquí nuestra primera aproximación a la cristalización hidrofílica catalítica o tecnología Therglass® Concrete y sus ventajas. Esperamos haber despertado vuestra curiosidad acerca de esta tecnología avanzada que confiere hermeticidad, impermeabilidad y durabilidad al hormigón. Para saber más, hacer clic aquí y si os ha gustado compartirlo. Entre tanto, esperamos vuestras preguntas y/o comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *