La rehabilitación de cubiertas y tejados se aborda, básicamente, para sanearlos, dotarlos de aislamiento e impermeabilizarlos.

La impermeabilización de cubiertas (parte exterior de la techumbre de un edificio) y tejados (parte superior del edificio cubierta comúnmente por tejas), dos de los elementos más castigados de una edificación, tiene una durabilidad limitada. Cuando ésta deja de ser eficaz, hay que revisarlos y repararlos.  

Tanto las cubiertas como los tejados son elementos fundamentales de las edificaciones. Suponen la protección de la estructura de cierre. Son la ‘piel canalizadora’ de las aguas de lluvia y los principales elementos de estanqueidad y protección.

Aunque pueda parecer que cubiertas y tejados solo afectan a los pisos superiores, lo cierto es que todo el edificio puede verse afectado por sus malas condiciones. Conviene no posponer la rehabilitación de cubiertas y tejados o su reforma. Si se detectan problemas hay que actuar con rapidez y eficacia, ya que a la larga se agravan y provocan problemas estructurales más graves. 

Actualmente, las patologías más comunes en cubiertas y tejados son debidas a desplazamientos indeseados de los materiales que los cubren y a deficiencias en la impermeabilización. Esto supone un problema de estanqueidad que deriva en humedades por filtración, goteras, humedades por condensación, manchas, pérdida de confort térmico, agrietamiento de chimeneas, muretes y petos, obstrucción de canalones, etc.

También pueden darse problemas de aislamiento que afectan principalmente al confort y habitabilidad de la última planta. Y que suponen la aparición, igualmente, de condensaciones en forma de manchas y mohos, formación de hongos, mal olor e insalubridad.

En Nanoim contamos con técnicos expertos en diagnosticar este tipo de problemas. A la hora de elaborar el presupuesto de rehabilitación de cubiertas y tejados nos decantamos por la solución o soluciones más adecuadas según los tipos de cubiertas y tejados (planos, con caídas o inclinación, en pabellón, con formas geométricas y de diferentes materiales), y las patologías detectadas. Ejecutamos la obra con profesionales capacitados para instalar el sistema elegido y realizamos una prueba de estanqueidad garantizando que el trabajo de impermeabilización y sellado se ha realizado correctamente.